Vinalopdigital.net Selección de noticias de prensa electrónica del Vinalopó. Archivos Radio locales

EN LUCHA CONTRA LA SINRAZON

AURELIANO EL REPTIL

Me llamó un amigo para decirme que en el editorial de un periódico que aparece en Villena cada semana, y que titula en el de la última del 27 de enero, "Ni por una ni por diez". Utiliza a www.Vinalopódigital.net, que no nombra, como excusa para menospreciar al Partido Popular calificando a este diario, weblog, página web, o como prefieran definirlo, como boletín oficioso del Partido Popular.

Aureliano parece enfadado por mi artículo: "Algo más que un fondo de reptiles". En el que criticaba y ponía en solfa la segunda comida que Ayelo y la Alcaldesa, su secretaria y las dos del gabinete de comunicación y propaganda, ofrecieron a los medios afines. Nombraba a cada uno de los asistentes, en distintas posiciones en las que parecía que se avergonzaban y no querían aparecer en las fotografías que, les hacía otro medio de comunicación y propaganda municipal, el único que se atrevió a publicarlas porque su director no salía en ninguna.

La comida a la que asistían por partida doble o triple cada medio de propaganda municipal-socialista, se pagó con dinero de los ciudadanos, esa es la crítica que parece ignorar Aureliano, nada que objetar si lo paga el PSOE de su bolsillo, ahí sí que cabe decir  que "cada uno invita a quien quiere". La normalidad de estas comidas es a la inversa, es la prensa la que invita a los políticos, y comparar un acto general de la Diputación en Navidad, con una comida en exclusiva para los afines ignorando a los medios que les critican, ¿cómo podemos de calificarla?.Ya veremos eso de que no se venden ni por una comida ni por diez, ya iremos comprobando en los próximos meses de este año preelectoral que comienza.

Sigue Aureliano diciendo que ellos van a donde se les invita, y justifica la invitación que les hizo el Partido Popular a su Cena de Gala, a la que dice que asistió, pero oculta que no cenó. Para que no se confunda con los que pagan a los Estómagos Agradecidos, hasta la prensa tenía que pagar su "escote" y claro, eso de llenar la panza pagando ya no le gustó a Aureliano y llegó al final de la cena, a ver si alguien le invitaba a una copa y justificaba su foto.

Este rojo mal pelo, que no es pelirrojo, pero sí rojo de ideas y calvete, aunque lo de calvo lo diga como información para quien no sepa identificar a Aureliano, y no en sentido peyorativo, ¡Dios me libre!, dentro de cien años estaremos todos como Aureliano; se permite, en otro artículo del mismo periódico, calificar de Nazi a Federico Jiménez Losantos, este locutor que censura todos los días e impide que en Villena se escuche, su programa La Mañana, el socio de Aureliano, ese insigne "legalista" director de MQR que se dice La Cope, aunque no tenga Mañana porque el Chino no le pagaría su propaganda electoral, otro del fondo de reptiles. Sí hombre, ese director que consiguió ser "legal" en Villena al aceptar el El actor Pepe Rubianes.Ayuntamiento una recomendación de un vicepresidente autonómico.

Pues el rojuelo Aureliano metería en la cárcel de por vida a ese "neonazi" y a los de la Cope, y a los obispos y a los de www.libertadigital.es y  ¡al Sursum corda!, a todo aquel que salga y diga que el "Rey está desnudo".

A este rojillo por eso de la "progresía" seguro que es clac y aplaude al cafre ese que ha dicho "que se vaya a la mierda la puta España" . Defenderá el derecho de que los catalanes pueden ser nación pero que los españoles digamos nación a España es porque somos nazis y fascistas.

Menudo "perla" está hecho este Aureliano, ¡válgame Dios! y anuncia su periódico como independiente. Juega más al Golf, Aureliano; es mas sano, no se  me enfade buen hombre, y sigue llenando la panza con comidas para reptiles y otras donaciones institucionales.

Pedro Hernández Marco

NOTICIAS RELACIONADAS

detalle foto villena.net SERGIO SE ESCONDE DETRAS DE LA ALCALDESACON DINERO DE LOS CIUDADANOS. Plan de Ayelo para controlar los medios de comunicación  Algo más que un fondo de reptiles.- Fondo de reptiles, se ha llamado siempre a la partida de los presupuestos de los servicios secretos Americanos destinada a conseguir que periodistas artistas y otros medios giren en torno a los intereses del gobierno que les paga. Estamos ante una ofensiva del gobierno local Ayelo_Tortosa, para contrarrestar la inoperancia y fracaso de todo su periodo de gobierno...SIGUE>>

 Estómagos Agradecidos

 

ARTÍCULOs DE AURELIANO en El Periódico de Villena:

Editorial

Ni por una ni por diez


Una vez más, en el que parece ser el Boletín no Oficial (aunque sí oficioso del Partido Popular, se ha criticado duramente -lo cual es lícito- y faltando el respeto y a la verdad -lo cual no lo es- a numerosos profesionales de la comunicación de Villena, más concretamente a los directores, locutores y redactores de COPE Villena - MQR, Radio Villena - Cadena SER, Villena.net, Canfali, Portada.info y El Periódico de Villena, cuyo único delito ha sido asistir a una comida a la que fueron invitados por el concejal de Comunicación, José Ayelo, y a la que también asistió la alcaldesa de Villena, Vicenta Tortosa.

Un acto de este tipo, que es el segundo que se celebra con el actual equipo de gobierno, es completamente normal en cualquier institución, ya sean ayuntamientos, diputaciones o gobiernos autonómicos, como muy bien saben quienes anualmente asisten al brindis de Navidad que organiza la Diputación de Alicante, por ejemplo, que este año tuvo a bien obsequiar a los presentes, además, con una agenda-bloc de notas para el año 2006, aunque en este caso, puesto que la Diputación está gobernada por el Partido Popular,- no se ha oído ni una sola queja de nadie, ni nadie se ha escandalizado, ni se ha propuesto presentar mociones...

Cierto es que hubo medios que no fueron invitados a la comida, pero eso es algo que tendría que explicar quien la convoca, no nosotros, que nos limitamos a ir a donde se nos invita, al igual que hicimos con la Cena de Gala del Partido Popular: se nos invitó y asistimos, y además fuimos espléndidamente tratados, sin que a nadie se le haya ocurrido decir que "nos vendemos" a cambio de una copa o un rato de charla agradable fuera de la Sala de Prensa y lejos de la tensión diaria con la que habitualmente convivimos, porque quienes hacemos El Periódico de Villena no nos vendemos ni por una copa, ni por una comida, ni por diez. Nos limitamos a hacer nuestro trabajo del mejor modo posible, lo que incluye intentar mantener las mejores relaciones no sólo con los diferentes partidos políticos, sino con los colectivos, asociaciones, empresas e instituciones con las que trabajamos a diario.

El Partido Popular sabrá lo que hace respecto a su política de comunicación y su relación con los diferentes medios. Por lo que a nosotros respecta, queremos anunciar públicamente que vamos a mantener nuestra línea editorial y a seguir trabajando igual que lo hemos hecho hasta ahora, le pese a quien le pese.

 

La «vuelta» de la censura

AURELIANO BUENDIA

Andan los columnistas y tertulianos echándose las manos a la cabeza últimamente a cuenta de la creación de¡ Consejo Audiovisual de Cataluña, el famoso CAC, del que, interesadamente, sólo se ha dicho que es un instrumento al servicio de los partidos que mandan en la Generalitat para censurar a los medios de comunicación no afines con el tripartito gobernante y sus secuaces, que son muchos y variados.

Como "escribidor" que soy, y preocupado por una censura que gracias a Dios nunca he sufrido, no podía dejar pasar la oportunidad de decir lo que opino al respecto, algo para lo que he procedido a informarme no sea que metiera mucho la pata, y hete aquí que me he llevado unas cuantas sorpresas: Resulta, estimada señora, que no sólo existe un CAC en España, qué va. Cuando tres cuartas partes de los periodistas de Madrid están que se suben por las paredes porque "vuelve la censura", resulta que en realidad no se habla ido, ya que existe en el Madrid de Gallardón y Aguirre un órgano idéntico operativo desde hace años y también en Navarra otro feudo popular, donde además ya ha "funcionado" sancionando a algún medio que otro, ninguno de ellos conservador, por cierto. ¿Recuerdan lo que les contaba la semana pasada sobre la doble moral y la doble vara de medir? Pues sin comerlo ni beberlo, ahí tenemos otro ejemplo.

En cualquier caso, a mí me sobran dichos Consejos, ya sean de un sitio o de otro, por lo que hace algunas semanas ya estuve a punto de soltar esta columna, pero entonces, plof. Desde la emisora de los obispos, en el programa de Jiménez neonazi Losantos, unos graciosillos se hacen pasar por ZP, llaman a Evo Morales, el del jersey a rayas, y acaban montando un conflicto diplomático entre España y Bolivia que ya veremos en qué termina. Desde luego, si yo fuera accionista de Repsol o de Endesa (como varios millones de españolitos), pediría que metieran en la cárcel de por vida a quienes son capaces de jugar así con mis ahorros y mis planes de pensiones.

Pero me mantengo: sigo sin querer Consejos, a pesar de conocer recientemente que en apenas diez días los tribunales de justicia han admitido a trámite varias querellas contra el neonazi, la COPE y Libertad Digital interpuestas por ERC, Maragall y la web Nodo50.org, en todos los casos por presuntos delitos de difamación, injurias, calumnias y vulneración del derecho al honor.

Ante ello, cabría plantearse alguna reflexión más profunda, porque si obvio es que los límites a la libertad de expresión debe fijarlos un juez en base a una interpretación ecuánime del artículo 20 de la Constitución y nunca jamás un político o un consejo de amiguetes, no menos obvio resulta que la profesión periodística, fundamental en un Estado de Derecho, no puede quedar en manos de desalmados y manipuladores que, convertidos en Ayatollahs de las ondas y las columnas, mienten, difaman y tergiversan la información con el único objetivo de crear un estado de opinión favorable a sus intereses políticos (ergo, económicos) y los de su amigos, pasando para ello por encima de quien haga falta, incluida la deontología, la profesionalidad y la búsqueda de la verdad.

Que se vayan de una vez los censores y que decidan los jueces, que para eso están. Pero que se vayan también quienes han convertido una profesión admirable y necesaria en un almacén de resentimiento, compadreo y cinismo. Como bien ha dicho recientemente el director de ABC, José Antonio Zarzalejos, "cuando Losantos se pierda en la noche de los tiempos, ABC seguirá". Ése consuelo nos queda.