Vinalopdigital.net Selección de noticias de prensa electrónica del Vinalopó. Archivos Radio locales

EN LUCHA CONTRA LA SINRAZON

Sí a la Plaza de Toros. No a la demagogia

Y podría añadir a la mentira "off the record" del Aureliano, porque decir como el que no quiere la cosa para "justificar la necesidad de rellenar el folio", que le "han dicho" a él precisamente, que restaurar y mantener la plaza de toros con dinero público era “una locura” tiene guasa esa "cosa". Y éste farfullero, que no se atreve a firmar con su nombre, no dice nombres ni partido, pero sí que son de "la oposición",¿de la suya?, y deja en el aire para sus lectores que adivinen quién es el indeseable del Partido Popular o de Iniciativa Independiente que defiende lo contrario de lo que piensa y lo justifica con la frase "la política es así".

Si no fuese el Aureliano el Director del Periódico de Villena no tendría mayor importancia la patraña psicofónica. Esos sonidos espirituales que escucha este "Director" deben ser los emitidos por el fantasma del Chino que le dicta en alguna noche de porros y delirio - como le gusta presumir al Aureliano - "que el proyecto del centro de ocio de la plaza de toros va a salir adelante, más que nada porque cuenta con el apoyo del equipo de gobierno y de muchos miles de votos". Este delirio porrero-alcohólico espero, Aureliano, que no llegue a "tremens" pero sí que es recalcitrante.

Plaza de toros de Villena, monumento a la inoperanciaOlvida, voluntariamente, el tal Aureliano que, esos miles de votos de su centro de ocio, ¡válgame Aureliano 6 mini cines dentro de la plaza ¿un centro de ocio?!, eran para un concurso de ideas, transformado ahora por un birlibirloque en un proyecto de 6000 millones inviable desde todos los aspectos posibles. ¿Cual de los dos es una locura mayor?. Al menos los miles de votantes del Partido Popular votaban consecuentemente la rehabilitación de la Plaza.

"Monumento a la inoperancia" municipal tendría que añadir Aureliano a ese pié de foto; y a la desidia y abandono de un monumento patrimonial que se sacrifica en el ara del fanatismo anti-taurino para conseguir un gobierno municipal contra el Partido Popular.

Y como no hay uno sin dos, esta semana tocaba, en el "periódico" la Plaza de Toros, Isabel M. Forte toca la vena sensiblera en su "estación de cercanías" y nos presenta su auto de fe con unas prioridades que pretenden manipular deliberadamente la opinión de los ciudadanos que la lean.

Justificar una encuesta, voluntaria, de una "web" que se puede falsificar con la función F5 o eliminando cookies y otros trucos y establecer como verdaderas las prioridades de los ciudadanos por muy importantes que estas sean, demuestra la falta de rigor de esta "Estación de cercanías"

Mezclar en el mismo saco lo que puede hacer el Ayuntamiento con lo que le corresponde al Gobierno de la ¿nación?, al autonómico y a la iniciativa privada es querer confundir al personal y reírse en sus narices casi llamándoles idiotas . En sus síes a la Plaza de Toros así lo hace:

"Sí a restaurar, rehabilitar y recuperar el taurino edificio con dinero público (de Diputación o Consejería) cuando el tercer instituto esté funcionando."  Esta condición, el tercer instituto, corresponde a Consejería, el dinero está desde la época del Partido Popular, el proyecto ya está adjudicado y estará terminado cuando el gobierno municipal actual deje de enredar y presentar conflictos. El que esté funcionando es cuestión de tiempo. Con esta primera condición, ya aclarada, Isabel estará de acuerdo en recuperar "el taurino edificio con dinero público..." inmediatamente.

"Sí en el preciso momento en que el agua llegue a raudales a nuestros acuíferos..." ¿Quién impide que se termine el trasvase Júcar-Vinalopó como se aprobó para que "el agua llegue a raudales"? Desde Julio de 2005 el Gobierno de la ¿nación? paralizó las obras que debían estar acabadas para el 2007; ¡oh casualidad! año electoral autonómico y local que no le convenía al PSOE. Lo cambió por un conflictivo "Azud de la Marquesa" de aguas residuales y fecales que no desea ningún regante, y que veremos si se empieza en el 2008 y se acaba nunca jamás. Por lo tanto sí a rehabilitar y recuperar "el taurino edificio..." Isabel.

"...y las familias tengamos un lugar con cines y comercios propios de estos tiempos." ¿Esto es potestativo del Ayuntamiento?. Ante la falta de cine en Villena el Ayuntamiento puede solamente habilitar la Casa de la Cultura, que ya lo hace, y cuando tenga más demanda el Teatro Chapí que ya fue cine de Villena hace años. ¿Porqué no reivindica que el Teatro Chapí haga cine los domingos? ¿Es mejor tirar la Plaza de Toros y construir en ella 6 mini cines?. ¿Y los comercios? ¿No hay comercios, "propios de estos tiempos", en Villena que hay que colocarlos en la Plaza?. O ¿es que el Ayuntamiento debe de intervenir como "bolchevique" y eliminar la iniciativa privada?. Como tampoco se sostiene esta condición, sí a rehabilitar y recuperar "el taurino edificio...".Estado del interior de la plaza de toros

a levantar lo que queda de ella cuando el sonido del tren sea sordo desde la calle La Virgen a la calle Madrid, cuando haya tenido que trasladar mi estación bajo tierra y mi pueblo no tenga raíles que lo estrangulen.

Dejando de lado la afectada cursilería de la frase, como ese soterramiento corresponde a la ¿nación? y no al Ayuntamiento no es causa que justifique definitivamente no "rehabilitar y recuperar el taurino edificio".

Cuando ese soterramiento llegue, ¡katakí la bajoca Isabel!, no quedará Plaza, las ranas tendrán pelo, y los demagogos como tu y el Aureliano habrán acabado con lo que quede de la ¿nación? y de la "sucia y fea" actual Villena, por orden de prioridades; tu estación de cercanías sigue en vía muerta. Y va por ti también Aureliano "apaga y vámonos" ¡qué papelón os impone el Chino!.

Pedro Hernández Marco www.vinalopodigital.net

Artículos a los que contesta este artículo

Estación de Cercanías Viernes, 24 de Marzo de 2006 Por: Isabel M. Forte Cuestión de prioridades   El periódico digital Villena.net, en su última encuesta, nos pregunta cuál de los cinco temas más candentes en la actualidad local –nuevo instituto, soterramiento, centro comercial, trasvase o plaza de toros– debería ser solventado antes, y como no podía ser de otra forma, la plaza de toros queda en último lugar a mucha diferencia del primero. 28.1% trasvase frente a los 7.0% del coso taurino. Magnifico resultado.
Y digo que no podía ser de otra forma porque las demandas actuales de este pueblo y su ciudadanía no pasan por contemplar corridas de toros, o en su defecto, por acondicionar un edificio para que realice una hipotética labor multifuncional limitada por lo que es realmente, una Plaza de Toros.

No adquiere la categoría de imprescindible para el desarrollo de Villena (que dicho sea de paso en 2006 no tiene ni salas de cine) la recuperación de un edificio que si bien en su momento fue el encargado de alimentar aficiones propias de una época pasada, en la actualidad su función como tal ha dejado de interesar a la amplia mayoría de la población. La fiesta nacional y el sacrificio del toro en pos del disfrute humano cada día cuentan con menos seguidores. Afortunadamente.

Nada tengo que decir sobres los gustos de cada uno. Entiendo y respeto que, como contribuyentes, los taurinos reivindiquen su deseo de recuperar el edificio donde su afición pueda ser celebrada en condiciones, pero en el barco de la contribución remamos todos. En democracia la mayoría es la que guía, y el procurar atender las necesidades por estricto orden de prioridad (en este caso quinta de cinco), intentando ser justos en la distribución del dinero común, debe ser misión obligatoria en la práctica para cualquiera de los partidos gobernantes. Qué bonito si así fuera.

Los padres y madres de Villena piden a gritos que sus hijos tengan un centro de estudios digno donde continuar su labor académica, con el recuerdo de los barracones todavía fresco en la memoria y el temor a que se pueda volver a repetir en el ánimo. El agua no llega ni de Cortes de Pallás ni del Azud de la Marquesa ni caída del cielo. Nuestros pozos se secan y nuestros agricultores piden soluciones cuanto antes. La naturaleza no entiende de políticas ni de luchas por intereses personales, necesita el agua para hacer germinar sus semillas, venga de donde venga.

Nuestros empresarios ven mermadas día tras días las horas de productividad de sus industrias al tener que dedicar parte de ellas a sufrir eternas esperas en unos pasos a nivel que limitan el ritmo de trabajo y la movilidad, tan necesaria en la actualidad.

Por lo tanto:

a restaurar, rehabilitar y recuperar el taurino edificio con dinero público (de Diputación o Consejería) cuando el tercer instituto esté funcionando.

en el preciso momento en que el agua llegue a raudales a nuestros acuíferos y las familias tengamos un lugar con cines y comercios propios de estos tiempos.

a levantar lo que queda de ella cuando el sonido del tren sea sordo desde la calle La Virgen a la calle Madrid, cuando haya tenido que trasladar mi estación bajo tierra y mi pueblo no tenga raíles que lo estrangulen.

Hasta ese momento nuestros políticos deberían tomar la vía de la unidad, una vía única que nos llevaría a las paradas deseadas. Pero, lamentablemente, algunos de ellos toman trenes de direcciones opuestas, sin paradas al razonamiento, solamente con la mirada puesta en la estación de enfrente y en cómo evitar que los trenes paren en ella. Trenes que ya llegan con retraso… Con muchos años de retraso.

 

Apaga y vámonos Viernes, 24 de Marzo de 2006 Por: Aureliano Buendía  Psicofonías off the record Si las paredes de nuestro ayuntamiento hablaran, más de uno se iba a echar a temblar. Más que nada porque, en no pocas ocasiones, lo que se dice con un micrófono delante es lo contrario de lo que se dice sin él. Y digo esto porque hace poco se escucharon en la Casa unas voces sorprendentes.
El término psicofonía viene a designar, según la Real Academia, a la grabación de sonidos atribuidos a espíritus (o fantasmas, y esto lo añado yo, pero es que me viene al caso) del más allá (que puede ser el Nirvana o Alicante, a saber). Y van a poder acusarme ustedes de contradecirme, porque un comentario off the record es precisamente lo contrario: aquello que se dice fuera de micro, a modo de observación informal o confidencia amigable o interesada, que con los señores políticos nunca se sabe. Pero el caso es que, por su contenido, son precisamente los comentarios off the record los que más grabados deben quedar, al menos en las mentes de quienes nos dedicamos a incordiar desde emisoras y columnas.

Quedan grabados sobre todo cuando se tocan ciertas teclas o, para ser más concretos, ciertos temas que nos traen de cráneo a todos los paisanos durante los últimos meses, por no decir años. Sirva la polémica de la plaza de toros como ejemplo: De ejercer de parapsicólogos y dejar preparadas algunas grabadoras en cierta zona del ayuntamiento –aquella en la que tienen sus cuchitriles (vergonzosos cubículos, por cierto) los partidos de la oposición– para recoger los sonidos de la noche y los lamentos de los políticos que deambulan cual Santa Compaña para expiar las culpas de sus errores pasados, nos íbamos a quedar de piedra. Ríanse ustedes del búho aquél del castillo que tanto nos asustó (los fantasmas de los muertos entre sus muros, llegó a decirse) y que, una vez más, nos hizo quedar en ridículo ante los ojos del mundo civilizado.

En fin. Después de semejante rollo patatero-esotérico, cuya única justificación es la necesidad de rellenar una semana más el folio para llegar hasta aquí el viernes con las 600 palabras de rigor escritas (lo cual cuesta un mundo a veces, señora), vamos al grano:

El otro día una persona directamente relacionada con uno de los dos partidos políticos de la oposición me dijo, así como el que no quiere la cosa, que restaurar y mantener la plaza de toros con dinero público era “una locura”. ¿Se imaginan cómo me quedé? Imagino que como muchos de ustedes ahora. Aún aturdido por el shock pregunté: ¿Y por qué defienden ustedes lo contrario? La respuesta fue, si cabe, más fuerte: “La política es así”.

¿Qué quiso decir con eso? Pues sinceramente, no lo sé. Pero sí sé lo que entendí yo: dando por hecho que el proyecto del centro de ocio de la plaza de toros va a salir adelante, más que nada porque cuenta con el apoyo del equipo de gobierno y de muchos miles de votos, quizá alguien ha pensado que políticamente sea más rentable oponerse. El centro se hará igual, pero erigiéndose en defensores de un patrimonio que en honor a la verdad jamás han sabido proteger, habrán ganado los votos de todas las personas que se oponen a la construcción del centro, y a la vista está que no son pocas.

¿Comprenden ahora a qué se debe que no tuviera palabras para llenar esta columna? Porque lo cierto y verdad es que sí tenía muchas, tal vez demasiadas. Pero a veces es mejor morderse la lengua, porque ciertas palabras te pueden llevar a la cárcel o (si eres creyente) al infierno.

 
Un lector de vinalopodigital.net  nos envía su opinión sobre este artículo

Enviado el: Monday, March 27, 2006 10:41:47 AM
Para: vinalopodigital@hotmail.com <vinalopodigital@hotmail.com>
Asunto: estacion de cercanias

| | | Bandeja de entrada


Pude leer el artículo de I. M. Forte, Estación de cercanías, y me quedé tan
pasmado como usted.
La impresión primera que me produjo fue que la primavera, a los articulistas de
EpDV les vacía las ideas, bastante fofos los artículos de esta semana, que
parecían canciones de relleno en el nuevo LP de un cantante de Operación
Triunfo.
Excepto Paco Gracián, los articulistas de EpDV dejaron bastante que desear. A
Mateo Marco le salvo el continente, no el contenido.
La editorial, más mal que bien.
Pero lo de la Estación de cercanías, esa que ya no van a soterrar ni a estar en
el centro del pueblo sino que se la llevan bien lejos, allá por la Policía
Local, fue “tocar de oído-y es que ayer no tuve tiempo para preparar el
artículo-a ver si esto cuela”.

Para empezar, a la menor encuesta de extrañas opciones de respuesta, sin el
mínimo valor estadístico ni representativo, le sirve para fundamentar su
artículo en lo que se supone un periódico serio. ¿Por qué no se basa en las
encuestas de villenadiario.com? Son bastante mas concisas y directas que las de
sus competidores: si, no, o ns/nc. Y no hay más.
Pero bueno, empieza el artículo y se basa en tan empíricos resultados de
villena.net.
Asegura que los toros están a punto de desaparecer, y que el mundo taurino cada vez cuenta con menos seguidores; nada mas propio de quien cree que fuera de lo que ve no existen las cosas. Aparte de que la cabaña de reses bravas haya
aumentado en España, también lo han hecho el número de cosos taurinos, que
solamente en Andalucía ha aumentado en seis nuevas plazas, a la vez los
espectáculos taurinos han crecido en un 3,5% respecto al 2004.
Pero claro, Andalucía es ese lugar de paletos, de tipical spanish y de España
profundas y señoritos; no como Cataluña, que son supermodernos, y en Barcelona
se prohíben los toros, los toros y los botellones, que reprimen a golpe de
multa y porra.
Curioso, en Andalucía, donde los paletos, se prohíbe y se interviene mas bien
poco, lo que hacen los Ayuntamientos, allí, es habilitar carpas, escenarios y
espacios apartados para quien quiera haga Botellón, SAMU incluida. En Barcelona
porra y denuncia.

Pero es que hay quien se cree que los toros son las corridas, y como no llega a
más ahí se queda. Desde Euskadi a Sevilla, desde Lérida hasta Galicia, y desde
Valencia hasta Badajoz, España entera celebra encierros en casi todos sus
pueblos. El toro en este país está mas vivo y presente que nunca.
Del resto del artículo me abstengo de opinar más de lo que ya he opinado, no es
más que una coctelera llena de garrafón de los asuntos más importantes de la
ciudad.
A ver si la próxima semana, pasados estos primeros sofocos de primavera, los
articulistas de EPdV, no todos, tienen un poco más subida la inspiración.
Un saludo.

Un lector de EPdV