Documento sin título Encabezado vinalopodigital.net
Vinalopdigital.net Selección de noticias de prensa electrónica del Vinalopó. Archivos Radio locales

--------- Diccionario Traductor Kiosko Callejero Loterías

Si estás embarazada y estás pensando en abortar, pulsa aquí---
 : 
el 9/12/2006 19:19:36 (1579 Lecturas)

PROYECTO A PROYECTO LADRILLO A LADRILLO  Corrupción en Villena. 1.000 millones para el Museo Etnográfico Jerónimo Ferriz. ¿Otros 1.000 para la piscina cubierta?
Hoy celebramos el Día Internacional Contra la Corrupción. En términos generales, la corrupción política es el mal uso público del poder para conseguir una ventaja ilegitima... El Constitucional se cargó una ley del PP para hacer todo el suelo nacional edificable, en vez de lo de ahora, que nada es edificable sin permiso del Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma. Quien dice permiso dice coima.


Hemos conocido por filtraciones en los foros que José Ayelo, pretende adjudicar un nuevo proyecto por valor de 1.000 millones de pesetas; El proyecto del futuro Museo Etnográfico Jerónimo Ferriz. 70 u 80 millones de pesetas a cobrar por los arquitectos redactores...

¿Qué falta hace contratar un proyecto de esta envergadura víspera de elecciones municipales, sino asegurarse unos buenos emolumentos a repartir?

¿Y la piscina cubierta? ¿otros 500 ó 1.000 millones? ¿Cuantos de coima?

En mi artículo del 6 de noviembre Del "mimo" al "ladrillo"  denunciaba la presunta adjudicación del Plan General de Ordenación Urbana al arquitecto municipal de Vera (Almería) por la amistad del antiguo Alcalde Salvador Mullor con el alcalde de esa localidad turística; proyecto del PGOU también por un valor cercano a los 1.000 millones de pesetas y con un cobro, por honorarios de arquitecto, próximo a los 80 millones de pesetas.

Habrá que ir sumando. El tiempo se acaba y los nervios provocan situaciones indiscretas, para terminar el ejercicio con beneficios suficientes a costa del herario de los ciudadanos. ¡Tres por 8 veinticuatro, más 100, 350 millones, un 20%, 70 millones al bolsillo... no está mal por cuatro años!

En Villena a falta de adjudicación definitiva de urbanizaciones y recalificaciones de terreno, los presuntos pelotazos son diferentes a los del resto de España. Se asemejan más a la corrupción Filesa, Malesa etc. con la contratación directa a técnicos "amigos" de estudios y proyectos inecesarios en el tiempo y de dificil conclusión si se pierden las elecciones, y aún ganándolas.

Si no hay dinero como dicen para la Plaza de Toros ¿hay dinero para gastar 1.000 millones en un museo etnógráfico?. ¿En una piscina cubierta?. ¿O lo que se busca es, presuntamente, el pago de honorarios a sus "amigos" arquitectos y la coima correspondiente?

  ¿Hay alguien que se crea que a quien se encargan proyectos a dedo no ofrece algo más que planos al Ayuntamiento?

El Mundo hece unas semanas ofrecía un estudio sobre la corrupción urbanística en España que titulaba
"Ladrillo a Ladrillo". Hoy con motivo del Día Internacional Contra la Corrupción lo ha sacado de nuevo a portada.

¡Villena is different!. Le he añadido a ese titulo el "Proyecto a Proyecto", por la diferente corrupción que aparentemente presenta Villena a diferencia con el resto de España. Además, tenemos a un Chino de concejal que se preocupa, enormemente por el bienestar y la prosperidad, de sus queridos amigos.
 

Escribe MANUEL VILLORIA en El Mundo que :

"El modelo español de urbanismo es el que crea mayores incentivos legales para la especulación de entre todos los de los países desarrollados. De ahí el coste de la vivienda en nuestro país. España tiene el esfuerzo familiar más alto en el acceso a la vivienda de toda Europa; en concreto, necesitamos 7,24 años de renta familiar íntegra para conseguir una vivienda en propiedad o el 40% del sueldo durante 20 años ...

El problema está en los incentivos a la corrupción que se han legalizado. El origen de esta situación viene del siglo XIX y del caciquismo, que permitió a los terratenientes quedarse con los beneficios de los ensanches de las ciudades, capturando una política pública en su propio beneficio...

Así, nuestro sistema legal establece que a los propietarios de suelo , de forma discrecional e, incluso, arbitraria, se les regala el valor público que crea el Plan General . Y se les regala como bien patrimonial y derecho adquirido ...

Ese valor añadido graciosamente por la Administración se puede vender y se puede revender, de forma que a quien se le otorgó ese regalo celestial se le hace dueño de un capital público, de una subvención encubierta de muchos millones, sin que se tenga por qué justificar la razón, los costes sociales o ambientales de tal decisión por parte de la autoridad local que hizo ese regalo.

Al final, lo que valía prácticamente nada, un secarral, vale millones y el que compra el piso en ese terreno construido lo paga a precio de oro. En ese estado de cosas ¿hay alguien que no entienda que el dueño del terreno no declarado urbanizable presione o compre la decisión pública para que le recalifiquen el terreno? ¿Hay alguien que se crea que quien promueve convenios no ofrece algo más que suelo al Ayuntamiento?

Manuel Villoria nos propone las soluciones al problema en un décalogo:

1. Eliminar la calificación del suelo; en el suelo se debe construir o no en función de la decisión de la comunidad correspondiente a través de sus representantes y expresada en el Plan. Evidentemente, habrá suelo especialmente protegido por razones paisajísticas, medioambientales o culturales de acuerdo a criterios nacionales y/o autonómicos.

2. Aplicar la Ley de Expropiación Forzosa a todo suelo en el que se vaya a desarrollar el plan y, en consecuencia, sobre el que se vaya a construir. Ello implica que se paga un justiprecio en función de su valor agrícola, no en función del valor virtual que le otorga el vuelo o lo que se construiría encima.

3. Establecer que la obligación de urbanizar corresponde a la autoridad local expropiadora, de acuerdo con el plan legalmente aprobado.

4. Promover que la autoridad que tiene que urbanizar contrate con empresas especializadas en urbanizar y construir, dicha actuación urbanizadora, mediante contratos públicos, competitivos y transparentes.

5. Prohibir los contratos urbanísticos, pero flexibilizar la modificación de planes garantizando la transparencia y la participación ciudadana.

6. Reformar la normativa de incompatibilidades de concejales y alcaldes, de forma que se les apliquen, con ligeras matizaciones, las normas sobre conflicto de intereses e incompatibilidades que se aplican a los altos cargos del Estado. Por ejemplo, la prohibición de trabajar, en los dos años siguientes a su cese, para empresas con las que tuvieron relación durante el ejercicio de su cargo.

7. Remitir la declaración de intereses de los concejales y alcaldes a la Oficina de Conflictos de Intereses del Estado, a la cual se independiza del Gobierno y se le reconoce el derecho a solicitar datos de Hacienda, bancos y notarios y registradores para la detección de casos de corrupción. Al tiempo, reforzar la fiscalía anticorrupción y especializar jueces en ese ámbito.

8. Establecer como delito, castigado con penas de hasta dos años de prisión, la no entrega de la declaración de intereses o el falseamiento de datos.

9. Reformar la financiación de los gobiernos locales a efectos de adecuar ingresos a competencias realmente ejercidas.

10. Modificar la normativa de financiación de partidos, de forma que se prohíban las donaciones opacas, se refuerce la independencia del órgano fiscalizador de sus cuentas y se les requiera mayor transparencia en sus ingresos y gastos.

* Manuel Villoria es catedrático de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos. Es experto en corrupción, autor del informe 2006 sobre corrupción en España de la ONG Transparency International y ha escrito el libro 'La corrupción política' (Síntesis, 2006)
 
http://www.elmundo.es/especiales/2006/11/espana/corrupcion_urbanistica/index.html
 

Nos aporta el Mundo en este estudio un Mapa de la corrupción en España así como un formulario para las denuncias que quieran presentar los ciudadanos.

Estupenda iniciativa.

Pedro Hernández Marco

Para quitarnos el mal sabor les ofrezco escuchar The Blues Man, Música Country cantada por Alan Jackson y Hank Williams

 

No somos responsables del contenido de los comentarios enviados.
Envió Su nombre o nick aparece solo si firma el comentario
Un lector
Enviado: 9/12/2006 19:25  Actualizado: 9/12/2006 19:25