Documento sin título Encabezado vinalopodigital.net
Vinalopdigital.net Selección de noticias de prensa electrónica del Vinalopó. Archivos Radio locales

--------- Diccionario Traductor Kiosko Callejero Loterías

Si estás embarazada y estás pensando en abortar, pulsa aquí---
Partido Popular : 
el 21/5/2006 10:00:00 (1229 Lecturas)

Política y familia . Las dos constantes en la vida de la diputada autonómica del PP María José García Herrero . Aquella época «me permitió conocer a buena parte de los dirigentes liberales, como al propio Joaquín Muñoz Peiras o a Joaquín Garrigues, entre otros» «El Gobierno central no ha vivido la época de la Transición y quieren reescribir la historia reciente de nuestro país, olvidando que la democracia triunfó con todos»   JOSÉ LUIS MORALES/VALENCIA/LA VERDAD 21/05/06

Política y familia. Éstas son las dos constantes en la vida de la diputada autonómica del PP-CV María José García Herrero, cuya actividad política «empezó de la mano de mi padre», a quien acompañaba a muchas reuniones de los distintos círculos liberales existentes en la provincia de Alicante durante la Transición. Aquella época «me permitió conocer a buena parte de los dirigentes liberales, como al propio Joaquín Muñoz Peiras o a Joaquín Garrigues, entre otros», recuerda.

La política, en el caso García Herrero, no es una afición más, sino «algo que he vivido desde pequeña en mi familia, pues mi padre estaba muy comprometido con los principios del liberalismo». De hecho, fue una de los primeros miembros de las Juventudes del Partido Liberal de Joaquín Garrigues, al que se afilió en 1976.

Y, desde entonces, «no he abandonado la militancia», aunque desde diferentes responsabilidades, siendo la abogacía, la gran sacrificada: «Sólo me he dedicado exclusivamente a ella, en los 80, tras la destrucción de la Unión de Centro Democrático (UCD)».

El periodo que pasó entre un proyecto y otro, en su opinión, debe servir para «que no se repita la historia», advierte.

Tras la desaparición de UCD, María José García Herrero opta por centrarse en las otras dos facetas de su vida, la abogacía, cuya actividad deja en los años 90 para centrarse en la vida parlamentaria y la familia, sus dos pilares complementarios: «Mi gran apoyo en toda mi actividad política han sido los míos, algo básico en toda carrera pública».

El gusanillo de la política es demasiado fuerte y, una vez rota UCD, se incorpora al Partido Liberal como militante de base hasta que en 1987 es elegida secretaria general provincial.

Esta etapa la recuerda María José con «gran emoción, pues se pusieron en marcha las estructuras de lo que hoy es el PP». En estas fechas se creó la coalición popular, que integró a Alianza Popular, al Partido Demócrata Popular y al Partido Liberal, hasta que «en 1989 se convertiría en el Partido Popular, gestándose una gran alternativa al PSOE». En la fundación del partido, ocupó la vicepresidencia provincial hasta el congreso de 1991, donde pasó a ser un miembro más de la ejecutiva provincial, aunque sin responsabilidades orgánicas.

En esta primera etapa de su intensa vida política tuvo el privilegio de ser la diputada provincial de Hacienda por UCD, posiblemente la más joven de España, ya que contaba 23 años cuando asumió esa responsabilidad.

Mantuvo este cargo entre 1979 y 1983, de la mano de Luis Díaz Alperi como presidente de la Diputación de Alicante, y de Juan Rodríguez Marín, como vicepresidente. Resultó un tiempo del que María José García resalta el «gran gran bagaje político» que consiguió, ya que «le permitió está en contacto con la política de la transición y estar en contacto con los ciudadanos». Curiosamente, era la única dirigente de las Juventudes de UCD con responsabilidad orgánica, mientras que el secretario general, un tal Eduardo Zaplana, no tenía ningún cargo en las instituciones.

En la Transición, destaca María José García Herrero, «había buena relación entre todos los partidos políticos, pues todos teníamos claro que lo principal era consolidar un proyecto común de convivencia democrática». Y, como los futbolistas, lo que pasaba en el terreno de juego allí se quedaba: «En los debates plenarios, ya fuera en el Ayuntamiento de Villena o en la Diputación de Alicante, expresábamos nuestras diferencias, pero luego en la calle estábamos todos juntos».

Ese espíritu de convivencia, en su opinión, «se ha perdido ahora en parte, crispándose la política». Y pone nombres de este clima enrarecido: «Esta gente -en referencia al Gobierno central- no ha vivido aquella etapa, y quiere rescribir la historia reciente de nuestro país, sin tener en cuenta que la democracia salió triunfante gracias al esfuerzo de todos».

Respecto a su trayectoria reciente en el PP asegura sentirse «muy a gusto» con la actual dirección, aunque reconoce el trabajo de anteriores ejecutivas, «que pusieron las bases para los éxitos conseguidos y que superamos desde el trabajo constantemente».

Recuerda con especial cariño su etapa de portavoz de la oposición del PP en Villena, entre 1991 y 1995, cuyo trabajo propició la mayoría absoluta en las municipales de aquel año. Una victoria que parecía «complicada, pues hubo que recomponer un partido roto con sólo dos concejales». Pero, gracias a su esfuerzo, «en las elecciones generales de 1993 ya habíamos dado la vuelta a la situación, y nos impusimos al PSOE».

Mirando más el día a día, destaca la buena labor del actual presidente de la Generalitat, y a su vez, del PP-CV, Francisco Camps, «que tiene un talante personal excepcional, con que tengo una magnifica relación, y que está situando a la Comunidad Valenciana al frente de España, gracias al esfuerzo y el trabajo de todos».

Relación familiar

La familia para María José García Herrero es básica en su vida. Gracias al ánimo de los suyos, especialmente a la comprensión de marido, «con el que llevo casada 27 años, y que ha sabido hacerse cargo de la familia, junto a mi madre, cuando tenía alguna reunión política», sigue en política: «Parte de mi trayectoria se la debo a él».

De igual manera sucede con sus dos hijas, de 29 y 19 años, «con las que trato de ser una amiga más, y estar siempre a su disposición cuando estamos todos en casa». Se emociona cuando relata el día en el que su hija mayor, Rocío, le confesó su intención de participar en política, «por iniciativa propia nunca he tratado de imponerles nada» aclara.

«Es un orgullo que mi hija se haya comprometido en política, y sea la presidenta local de Nuevas Generaciones de Villena», pues «supone que he sabido transmitirle mis valores correctamente». Eso sí, asegura que «trato de no agobiarla con sugerencias», y prefiere «estar a su lado para darle los consejos cuando me los pida personalmente».


http://servicios.laverdad.es/alicante/pg060521/prensa/noticias/Provincia_Alicante/200605/21/ALI-CUL-210.html

No somos responsables del contenido de los comentarios enviados.
Envió Su nombre o nick aparece solo si firma el comentario